martes, 1 de abril de 2014

Respiraciones para sanar. Ejercicio de sanación por respiraciones.



Las respiraciones conscientes son un método de sanación física y espiritual que siempre recomiendo. Si te fijas, tu respiración automática es la mínima que necesitas, pequeñas inspiraciones seguidas de pequeñas apneas. Simplemente inspiramos el aire mínimo suficiente. 

Si se toma consciencia de ello y durante el día, tres, cuatro o cinco veces, dedicamos algún minuto a realizar respiraciones controladas y profundas, tu interior recibirá un extra de oxígeno muy beneficioso para cualquier proceso sanador. Nuestra Aura, nuestros Chakras, también resultarán beneficiados con todos lo positivo que ello conlleva.

Si tienes la costumbre de pasear, aprovecha esos momentos para realizar respiraciones controladas. Muy aconsejable también cuando meditas, en cada inspiración notarás que tu conexión con el Universo aumenta.

Un ejercicio concreto para intentar sanar una parte determinada de nuestro cuerpo físico es redireccionar el oxígeno inspirado a la zona que quieras sanar. Es un ejercicio de visualización y de autocontrol que no solo te ayudará a sanar, sino que te servirá para tener más control sobre ti misma.

Se trata de inspirar profundamente e inmediatamente, con los ojos cerrados, direccionar ese oxígeno hacia la parte afectada, mientras muy lentamente espulgamos el aire. Si por ejemplo quieres trabajarte una rodilla, inspira, dirige a través de tu cuerpo esa energía sanadora incluida en el oxígeno hasta tu rodilla, notando como pasa desde tu pecho, pasando por tu vientre y bajando por tu pierna hasta la rodilla. Si realizas el ejercicio correctamente, notarás un ligero cosquilleo durante ese recorrido. Es maravillosa esa sensación. Es más sencillo trabajarse por ejemplo el chakra de la frente, quizás para apaciguar un dolor de cabeza. Inspira, dirige esa energía hacia arriba hasta que notes ese cosquilleo mientras expulsas lentamente el aire.

Yo imagino que el dolor, o lo negativo que me produce un mal, lo expulso con la expiración. Inspiro, sano, expiro, expulso.

No es un ejercicio complicado y es realmente efectivo y por supuesto ideal para autocontrol y ser autosuficiente.


Feliz martes.

Manuel




6 comentarios:

  1. Interesante, como siempre. Gracias por tus enseñanzas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, eres un Sol..

    ResponderEliminar
  3. Gracias Swami, que tengas un feliz día

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu sabiduria. Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias, Manuel. Muy enriquecedor sin duda.
    Un Gran Abrazo!

    ResponderEliminar