lunes, 9 de diciembre de 2013

Objetos y ropas de personas fallecidas en las casas.



Es un tema de una gran controversia, pues hay una carga emocional importante en estos objetos que pueden hacer difícil deshacerse de ellos.

A veces hay que saber desprenderse de lo que no nos hace bien. Es un ejercicio saludable y que provoca muchos beneficios a las energías de la casa.

Los objetos acumulan vivencias, reciben energías a lo largo de su existencia. Unos más que otros pero todos son afectados. Al pasar a otras manos, pueden traer consigo energías que pueden interferir en la salud y desarrollo personal.

A continuación os resumo una lista de objetos y probabilidad de que quite energías.


  • Figuras, objetos decorativos. Probabilidad escasa de que quite energías. Si son figuras y objetos de madera, piedra o hierro, se pueden considerar objetos seguros incluso pueden aportar energías positivas (a no ser que contengan simbologías negativas). Figuras de plástico, resinas, etc de poco valor, aconsejo deshacerse de ellas. Aconsejo limpiar los objetos primero con algún producto y después repasarlo con un paño humedecido por una solución de agua, algunas gotas de alcohol y si es posible algunas gotas de aceite de rosas por ejemplo.
  • Muebles, lámparas, cuadros. Los muebles, al ser de madera principalmente (material positivo) no se consideran ni mucho menos un peligro. Pero es muy importante una limpieza muy exhaustiva de su interior, exterior. Hay que tener en cuenta que en su interior se han depositado todo tipo de objetos con muchas energías estancadas. Lo ideal sería desmontarlo completamente y limpiar cada una de las piezas, primero con productos para limpiar el polvo, y después con la solución anterior (agua, alcohol y aceite de rosas). Las lámparas sólo precisan una buena limpieza y un correcto funcionamiento. Si hay partes rotas es preferible tirarlas o repararlas. Los cuadros no retienen energías a no ser que el motivo sea negativo. Aún así es difícil que tengan negatividades.
  • Ropa. Merece un aparte pues es un tema extremadamente delicado. En primer lugar no soy partidario de conservar y utilizar ropa de una persona familiar fallecida. La ropa es el filtro que ha sufrido todas las experiencias energéticas de la persona que las ha llevado. Por ello, está muchas veces impregnada de energías no positivas, por las vivencias que ha sufrido. Si era una persona de clarísima positividad, puedes conservarla. Poco tiene que ver que la persona haya sido muy buena en vida, la ropa absorbe las energías de los demás y desgraciadamente se queda con las energías derivadas de experiencias negativas. Las negatividades de la ropa afectan principalmente a familiares o personas que hayan tenido relación con el fallecido. En mucha menor medida a desconocidos, por lo que es aconsejable donarla para su reutilización. Desaconsejo tener en casa ropa de familiares fallecidos.
  • Objetos personales. Las joyas y relojes de metal noble, no absorben negatividad. Puedes utilizarlos con total tranquilidad. Si son de materiales no nobles, pueden absorber algo de negatividad, pero escasa. Aconsejaría para este tipo de objetos una limpieza con la solución nombrada anteriormente. Carteras, monederos y bolsos son un tema aparte. Son grandes portadores de energías no positivas. Al igual que la ropa, se quedan con las vivencias negativas de la persona portadora. Aconsejo deshacerse de ellos. Si la carga emocional es fuerte, haz una limpieza muy profunda de ellos antes de utilizarlos.
  • Fotos. Con mesura. Una foto es más que suficiente para recordar a un ser querido. Desaconsejo en general poner fotos, el recuerdo está en nuestro interior. Poner muchas fotos para recordar a alguien es convertir una parte de la casa en una especie de altar que retiene la energía y bloquea.
  • Colchones y ropa de cama. Respecto a los colchones totalmente desaconsejable mantenerlos y más si la persona fallecida ha pasado sufrimientos en ella debido a enfermedades. Las energías retenidas son enormes y esas energías actúan en la fase del sueño que es la que las defensas están más bajas. No aconsejo en ningún caso mantenerlos. Incluso veo peligroso darlos a otra persona. Respecto a sábanas, almohadas, mantas, es parecido a los colchones aunque con menor intensidad. Es parecido a lo que ocurre con la ropa y aconsejo seguir lo que escribo en ese apartado.
  • Cubiertos, objetos y aparatos cocina. Después de una profunda limpieza, pueden utilizarse si están en buen estado. Servilletas, manteles, son más delicados. Aconsejo el mismo tratamiento que la ropa.
Todo lo escrito es una generalización. Cada caso es distinto. En último lugar es vuestra propia sensación ante ese objeto la que debe primar para deshacerse de él o no.

Gracias.

Manuel

12 comentarios:

  1. Muy interesante!
    no me resuena mucho la clasificación de objetos por materiales, si por apego emocional del difunto.
    pero reconozco que de esto no tengo ni idea.
    Muchisimas Gracias por el aporte.

    ResponderEliminar
  2. Qué estúpido artículo. Las cosas son cosas y ya. No hay que darles tanta importancia. Mi hermana se murió y tenía un sin fin de bolsas costosas que no iba a tirar. Por supuesto las he usado y nada malo o negativo jamás ha pasado. Las cosas no tienen poder por si mismas, somos nosotros quienes les otorgamos esa importancia. Si tienes algo de un familiar difunto, lo que sea, y quieres usarlo, hazlo no te ocurrirá nada. Todo y todos somos de alguna manera energía pero vivimos en un Universo neutral. Lo que existe son fuerzas opuestas no necesariamente negativas/malas. Día-noche, luz-oscuridad etc... No se confundan!

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con tigo. tengo incluso la ropa con que falleció mi papá y nada malo ha pasado

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo con tigo. tengo incluso la ropa con que falleció mi papá y nada malo ha pasado

    ResponderEliminar
  5. Hola yo se q mi abuela tuvo doa duelos el de mi tia poe cáncer y mi abuelo.y siempre llevaba una bata negra .y padecia de las caderas estaba mal de eso incluso se opero.y no qedo bien .era rabiar de dolor.mi madre se qedo con la bata de mi abuela y se la ponia mucho ultimamente y esta sufriendo los mismos dolores y yo si q creo en las negatividades de ciertas cosas asi q cada uno q crea lo q quiera yo si pienso q es verdad, lo q dice swami manuel.

    ResponderEliminar
  6. Tu dices que las joyas y los metales no absorben energía, pero parece algo ilógico si ya has hablado de que las ropas si captan estas energías, por otra parte, es notorio y conocido la existencia de joyas preciosas malditas desde tiempos ancestrales. Por favor, aclara, gracias.

    ResponderEliminar
  7. Disculpa, la tía de mi esposo falleció hace un mes aproximadamente y en u ls días nos pasaremos a vivir a su casa, hace seis meses que ella ya no vivia allí, murió en la Cd. De México. Dejó ropa y colchas. Algunas prendas de vestir las estoy usando yo y me han comentado que no es bueno. Ella tenía vitíligo y me aconsejan ni utilizar la ropa que era de ella. Que hay de cierto en esto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada hay de cierto Sara. Lava bien todo. Creo que el Vitiligo no es contagioso pero consulta a un médico para que te lo confirme. Aunque no te pongas nunca la ropa y no sea contagioso, igual podes tener Vitiligo PERO POR GENÉTICA!!!! Seguro en tus células tenes genes de tu familiar. Espero te sirva la respuesta. Saludos

      Eliminar
    2. Perdón Sara.la tía de tu esposo. El es el que tiene la predisposición genética. No vos. Saludos

      Eliminar
  8. Disculpa, la tía de mi esposo falleció hace un mes aproximadamente y en u ls días nos pasaremos a vivir a su casa, hace seis meses que ella ya no vivia allí, murió en la Cd. De México. Dejó ropa y colchas. Algunas prendas de vestir las estoy usando yo y me han comentado que no es bueno. Ella tenía vitíligo y me aconsejan ni utilizar la ropa que era de ella. Que hay de cierto en esto?

    ResponderEliminar
  9. A mí me parece que está relacionado con los deseos del difunto. Si te quería y si te hubiese dado sus pertenencias. Yo no me pondría nada de mi suegra por ejemplo. Pero sí de cualquiera que me haya querido. Con respecto a una persona que se puso algo de un pariente y tenia dolencias que leí arriba, es que heredó por genética la dolencia, no fue la ropa. No nacemos de un repollo, los padecimientos y enfermedades se heredan. Vienen grabados en nuestras células. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Mi abuelo acaba de fallecer hace semanas, pero antes de su partida,mi tía me pidió prestado él colchón de mi habitación pues dormía en mi trabajo y no lo usaba, ella lo quería para que él se sintiera comodo, accedi, y paso sus últimos días él ese colchon, sufriendo y quejándose de dolor hasta su último respiro ahora tengo de vuelta él colchón pero cada vez que entro a mi habitación donde él colchón ya esta en mi cama, siento pena y miedo,no se si desecharlo o conservarlo.

    ResponderEliminar