jueves, 9 de enero de 2014

Ser lo que quieren que seas o ser tu misma.




Muchas personas viven su vida sin ser realmente ellas. Personas que dicen y actúan de una manera y en su auténtico interior dirían y actuarían distinto.En todos los estamentos sociales se encuentra esa contradicción entre lo que se es, lo que se dice ser y lo que se espera de ti.

Las personas se encuentran envueltas en pensamientos e ideologías que vienen de muy atrás y, al estar ya establecidas, intentan adaptar su interior, su espíritu a ellas. No reaccionan, no luchan. Hay poca valentía de alzar la mano y decir que piensas distinto.

Una caricatura de esta forma de actuar, desgraciadamente real, ha llegado a mi. He hablado con la pareja de una persona pública de aquí, España, y me ha contado como su marido está completamente de acuerdo con la reforma restrictiva de la ley del aborto (no entro a valorarla). Ella, públicamente, también afirma estar deacuerdo. Pero me ha confesado en privado que hace algunos años, ella y su pareja fueron a un centro de interrupción del embarazo donde voluntariamente abortó (lo cuento con su permiso).

Una decisión tomada en privado pero negada en publico. Son personas que no son ellas mismas. Son lo que su entorno o sus intereses quieren que sean.

Desgraciadamente en el día a día de muchísimas personas ocurre lo mismo. Intentar ser lo que agrade a los demás, sacrificando lo que se es. Pensar lo que está establecido contra lo que interiormente se piensa. Actuar para agradar socialmente provocando infelicidad, pues es una traición a las propias convicciones.

Un niño, acosado por el "matón" de clase y con la esperanza de caerle bien, dijo que había robado dinero del bolso de su madre, cuando no era cierto, era su paga mensual. Logró la falsa simpatía del "matón" que le obligo a repetir su "hazaña". El niño, robó a su madre dinero (esta vez de verdad) para ser aceptado.  El niño se convirtió en algo que no era. 

Hay que revelarse contra los comportamientos inducidos por las inercias sociales. Ser uno mismo. Valiente y crítico. La paz interior estará más cerca.

Feliz Jueves!

Manuel




12 comentarios:

  1. estoy completamente de acuerdo contigo maestro, aunque es muy dificil encontrar gente que lo quiera...a mi me hacer sentir muy sola...estoy cansada de esos circulos...cansa demasiado...aunque prefiero hacer caso a mi interior que a la sociedad...el resultado me da igual...

    ResponderEliminar
  2. SWAMI, ya hace tiempo soy realmente yo, lo que a veces acarrea que me aparten un poquito...En tu encuesta en este Blog sobre "con cuántas personas hablamos de temas espirituales ó de energías" te he respondido con una....(y agrego aquí que...a veces con nadie...).-Me sucede por ejemplo que si estoy en alguna reunión, donde se habla apoyando a distintos temas, que no comparto, me mantengo callada un tiempo prudencial hasta que por fin, puedo opinar...y entonces sucede que generalmente, en forma acalorada me contestan varias personas atropelladamente, al mismo tiempo, y... con cierto grado de subestimación hacia lo que digo....- Si se repite la reunión con las mismas personas que ya saben en general lo que opino, me ignoran en las conversaciones, cosa que ya ni me preocupa, teniendo ahora la posibilidad de comunicarme de alguna manera con tanta gente valiosa que escriben aquí y sobre todo aprendiendo, día a día, de la la inmensa Sabiduría que nos trasmites continuamente...MUY QUERIDO MAESTRO...Gracias....Elisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro Elisa, pero mejor así que dejarse llevar por el rebaño no crees?

      Eliminar
  3. Hola Maestro! Hay gente que si hablas e energias, de espiritus y entidades o males de ojo, etc.. etc ya te tachan de loca, en tu propia casa, como puedes decir eso....???? Como puedes demostrarlo???? Eso son fantasmadas, de brujas...que no creen en la videncia, ni en la clarividencia, y se llevan las manos a la cabeza si se cobra por ello, el trabajo es trabajo...sea igualmente espiritual o como si eres administrativo en un Banco, o churrero...o pescatera, o frutera, peluquera....pero claro el que cree solo en lo que ve...ya se sabe.......mucho he tenido que luchar en mi casa por esos estigmas, que aun éstan presente....hay incredulidad con esos temas, tambien se que hay mucho farsante en esos mundos, los que salen por la tv, que son los que hacen que el verdadero vidente o clarividente salga deslucido por los incredulos. Gracias Maestro porque tu eres de lo bueno que hay y de verdad, junto con algunas otras personas que se, trasciendes la mera intuicion... GRACIÅS POR SER ASI.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que intentar convencer a nadie, es sólo un consejo. Es muy duro si el entorno no te apoya, aunque sea una sola persona. Pero esa es una de las razones de éste blog. Sigue con fuerza! Un abrazo.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Swami: cinco meses después de conocerte, gracias a tus enseñanzas, tomé conciencia de lo agotador que era para mí ir con mi cestita llena de máscaras para echar mano, en cada momento, de la que más se adecuaba a la persona con la que estaba interactuando.
    Uno de esos días, después de haber estado haciendo gestiones en la calle volví a casa agotada y desesperada. Llena de dolor llamé a una amiga y con ella lloré y razoné. Después, cuando vino la serenidad, escribí lo siguiente en mi blog:

    APRENDIENDO A SER YO MISMA

    No, no son nuestras palabras las que crean la comunicación entre nosotros (los animales no hablan y comunican).SON LAS VIBRACIONES QUE EMANAN DE NUESTRO YO las que llevan el verdadero mensaje. De nada sirve entrar erguida, pisando fuerte en un establecimiento, si cuando te diriges a la persona que está detrás del mostrador, con la vibración que le estás emitiendo, la información que le das es que te consideras "poca cosa". Esta persona te va a tratar como tú le estás pidiendo que te trate, como se trata a alguien que es "poca cosa"...

    Y es que la familia, y la escuela saben adiestrar para que no te sientas valorada. Para que te calles cuando te pisan; para que sonrías cuando te desprecian, para que agradezcas cuando te ofenden, para que en definitiva seas dócil y obediente... pero no saben educarte para que seas TÚ, estés conectada con TU ESENCIA y tengas la felicidad de mostrarte como eres ante cualquiera sin temor a convertirte por ello en la OVEJA NEGRA. Si por una extraña casualidad se te ocurre salirte del redil enseguida se encargarán de etiquetarte, despreciarte, rechazarte y toda tu vida caminarás bajo el peso de la palabra que se lee en esa etiqueta, caminarás con el dolor de sentirte despreciada, con el miedo a ser rechazada. Aprenderás a caminar con una cesta en la que llevar la máscara que debes colocarte para resultar adecuada en cada momento, según sea la persona con la que te toca interactuar. Esto además de ser agotador crea inseguridad, insatisfacción, vacío, cansancio, depresión...Pero si tú crees que encajas en este grupo de personas, víctima de una escuela represora o de una familia inadecuada, es preciso que aprendas e integres en tu SER la idea de que la culpa de que a ti te ocurra esto no es tuya, la culpa es de ellos por no haberte respetado, valorado, amado, aceptado, alentado a ser TÚ MISM@. Tú eres la víctima inocente de un sistema ideado para valorar la uniformidad. Y vale lo mismo si nos retrotraemos a nuestros ancestros. Por ello me parece muy interesante trabajar con Constelaciones Familiares o Descodificación, para de esa manera limpiar el árbol familiar y no seguir sirviendo de correa de transmisión al sistema, con nuestros descendientes.
    Es preciso que eduquemos, tanto la familia como la escuela, para formar personas asertivas, seguras de sí mismas, conectadas con su ESENCIA; capaces de decir en cada momento aquello que piensan, aquello que sienten sin miedo a ser separadas del grupo.

    YO ME NIEGO A SEGUIR VIVIENDO SINTIENDO QUE NO SOY ADECUADA. Quiero gritar a los cuatro vientos que la oveja negra puede verse como una oveja arco iris que pone color en su vida y en la de los demás. Que gracias a las personas que he encontrado en mi camino estoy aprendiendo que soy ÚNICA Y VALIOSA, que si yo desaparezco el Universo me echará de menos porque he dejado en él un vacío. Que merezco amor y respeto sin importar que sea diferente y así quiero transmitírselo a mi hijo y al mundo. Acabemos con la uniformidad y reivindiquemos el derecho a ser diferentes, cada uno conectado a su esencia y manifestándola en todo su esplendor para recocijo de todos.

    Hoy, con tu permiso, lo comparto aquí porque considero que en parte te pertenece pues fuiste quien me inspiró y también por si puede servir de ayuda a alguien.

    Un abrazo y gracias por haberme dado la lucidez necesaria para comprender y ayudarme a ir perdiendo el miedo a relacionarme desde mi yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un blog excelente con comentarios muy acertados. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Vivimos en un sistema monopolizado y k casi todo esta manipulado...nuestra falta de autoestima y nuestros complejos,nos hacen aparentar algo k no somos..keremos caer bien a todo el mundo y eso es falta de seguridad en uno mismo...cuesta mucho romper esa mascara..pero por experiencia propia..cuando la rompes y empiezas a ser tu misma..(aun siendo juzgada y rechazada)te sientes liberada y en paz con tus criterios e ideologias...yo tambien animo a todo el mundo a romper esas mascaras k no dejan de ser perjudiciales para nuestro ser...ser tu mism@ es lo mejor k puedes ser...gracias maestro por animarnos a ser autenticos¡¡¡abrazotessss'¡¡¡¡

    ResponderEliminar